Inicio / Noticias / Culturales / Cada 30 de agosto se celebra el día de Santa Rosa de Lima

Cada 30 de agosto se celebra el día de Santa Rosa de Lima

STA ROSA

El 30 de agosto se celebra en varios países de Latinoamérica el día de santa rosa de lima, patrona principal de Perú y la primera mujer americana declarada santa por la iglesia católica.

Además de haber sido una mujer dedicada a la vida espiritual, existen muchos datos interesantes sobre su paso por este plano terrenal, que muchos desconocen y que formaron parte de su entrega a Jesucristo convirtiéndola así en la santa patrona del continente.

Nació en lima, Perú, en 1586, bajo el seno de una familia devota; sin embargo, ellos esperaban que su pequeña niña se casase algún día pero esto nunca sucedió.

Fue bautizada como Isabel Flores de Oliva, pero en la confirmación recibió el nombre de Rosa, apelativo que sus familiares acostumbraban utilizar debido a su belleza. Desde muy joven se propuso vivir para amar a Jesucristo, por lo tanto renunció por completo a toda posibilidad de matrimonio.

Frecuentemente recibía halagos por parte de las visitas en su hogar y familiares. Entonces, para evitar tentaciones, decidió cortarse el cabello y se propuso llevar el rostro cubierto con un velo, para no ser motivo de tentaciones para nadie. Quería dedicarse únicamente a amar a Jesucristo, detalla el portal.

Hay quienes cuentan que rosa atravesó momentos difíciles, pues no le gustaba recibir cumplidos sobre su belleza, y la única forma de terminar con aquella vanidad era atacar el amor propio mediante la humildad, la obediencia y la abnegación de la voluntad propia.  Se dice que su madre le coronó con una guirnalda de flores para lucirla ante las visitas, por lo que se clavó una de las horquillas en la cabeza, en forma de penitencia.

Santa rosa pasó los últimos tres años de su vida ayudando en el servicio del hogar de don Gonzalo de Massa, un empleado del gobierno.  Durante la penosa y larga enfermedad que precedió a su muerte, la oración de la joven era: “señor, auméntame los sufrimientos, pero auméntame en la misma medida tu amor”. Santa Rosa falleció el 24 de agosto de 1617, a los 31 años de edad. Antes de ser canonizada en 1671,  fue proclamada Patrona del Perú (1669), del Nuevo Mundo y de Filipinas (1670).