Inicio / Noticias / Economia / Venezuela reporta que bombea 1,57 millones de barriles de petróleo por día

Venezuela reporta que bombea 1,57 millones de barriles de petróleo por día

Venezuela reporta que bombea 1,57 millones de barriles de petróleo por día
Venezuela reporta que bombea 1,57 millones de barriles de petróleo por día

Venezuela reportó que logró “detener la baja” en su producción de crudo y que bombea 1,57 millones de barriles por día, números que contrastan con los que ofreció hace días la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con base en fuentes secundarias.

El gobernador ante la OPEP, Ángel González, aseguró que Venezuela produjo 1.570.000 barriles de crudo por día durante los primeros seis meses de 2018, y que el número podría elevarse hasta 1.735.000 si se incluyeran “condensados” y hidrocarburos derivados de gases.

Según González, las fuentes secundarias que usa la OPEP para calcular el bombeo venezolano, que cifró en su último informe en 1,39 millones de barriles por día, “no incluyen” los crudos pesados y extrapesados “que van a los mejoradores” de petróleo.

En tanto que el ministro venezolano de Petróleo, Manuel Quevedo, desestimó las cifras que ofrecen los medios del país sobre la producción de la estatal PDVSA.

Añadió que la divulgación de cifras no oficiales tiene el “interés perverso de golpear la moral” de los trabajadores petroleros.

El país sudamericano había llegado a ser el tercer mayor productor de la OPEP, pero tras los problemas que confronta su industria pasó a ocupar el octavo lugar entre los quince miembros, con el 4,15 % del volumen total de crudo producido por el cartel este junio.

Estudios afirman que la Faja petrolífera del Orinoco en Venezuela cuenta con cerca de 300.000 millones de barriles de petróleo, lo que hace que esta región albergue las mayores reservas probadas del mundo.

Pese a esta riqueza, Venezuela padece una severa crisis económica que se traduce en escasez de alimentos básicos y medicinas así como en hiperinflación, un fenómeno que pulverizó el poder de compra de los trabajadores.